La Asociación de la Hostelería de Ubrique ha remitido un escrito a la alcaldesa de la localidad, Isabel Gómez, en el que solicita la adopción de una serie de medidas económicas que ayuden a afrontar la pandemia provocada por el coronavirus. En esta propuesta se solicita la suspensión del cobro de la tasa por ocupación de vía pública con veladores durante el tiempo en el que los negocios estén cerrados. Además pide que esta medida se amplíe durante 6 meses para compensar las pérdidas que están sufriendo los negocios. Junto a esto se solicita además que «una vez que se vuelva a autorizar la colocación de veladores, se amplíe una hora más el permiso» y que no se cobren los impuestos y tasas correspondientes a agua, basura y contribución durante el tiempo en el que los negocios continúen cerrados. En esta línea proponen que, dado que parece que la Feria de esta año no se va a poder celebrar, «se estudie hacer una mini-feria en la Avenida de España, al aire libre. Todo ello dependiendo de la evolución de las circunstancias, y siempre que la situación de la pandemia lo permita». Del mismo modo la Asociación de la Hostelería pide que los hosteleros ubriqueños puedan explotar los eventos para 2021 que salgan a licitación y que «se conceda una subvención para poder pagar el alquiler de nuestros negocios y otros gastos adicionales que estamos teniendo que afrontar a pesar de no tener ningún ingreso». La Asociación pretende «que se tenga en cuenta al negocio local» y que puedan contar con el apoyo del Ayuntamiento, señalando que una vez que los negocios puedan abrir tendrán «una reducción muy importante de la clientela […] lo que va a dificultar la situación que están sufriendo como nunca lo han hecho». En el escrito se afirma: «La hostelería y la gastronomía local no pueden caer en picado, y necesitamos la solidaridad del Ayuntamiento para que ninguno de nuestros negocios tenga que verse obligado a echar el cierre». Por último solicita una reunión con la alcaldesa para trasladar todos los puntos a los que hacen referencia.

La delegada de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Ubrique, Trinidad Jaén, se ha referido hoy a los nuevos tiempos que ha traído la crisis sanitaria del coronavirus a la administración local, provocando un cambio sustancial en el enfoque y  la dinámica de trabajo de las distintas delegaciones municipales. Así, el Ayuntamiento de Ubrique ha gastado en este tiempo casi 50.000 euros en material de protección sanitaria destinado tanto a sus trabajadores como a los ciudadanos de Ubrique. Es el caso de las mascarillas reutilizables que llegarán a finales de esta semana en cuya adquisición han participado los grupos políticos con una aportación de unos 30.000 euros. Trinidad Jaén ha adelantado además que actualmente se está trabajando en el protocolo de reincorporación del personal del Consistorio cuando las circunstancias lo permitan. La concejala ha destacado también la subvención extraordinaria de casi 47.000 euros que va a recibir el Ayuntamiento de Ubrique de la Diputación Provincial de Cádiz para paliar los gastos de la situación creada por la crisis sanitaria.

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ubrique, Jorge Oliva, ha insistido una vez más en rueda de prensa en la lealtad de su grupo al equipo de gobierno en estos momentos excepcionales, ejemplificada en la acción conjunta de los grupos políticos para la compra de 17.000 mascarillas reutilizables homologadas para los ciudadanos de Ubrique y en el respaldo de su partido a las medidas presupuestarias excepcionales que van a aprobar el Ayuntamiento de Ubrique esta semana en una sesión de pleno extraordinario. Oliva ha insistido en redoblar las medidas sanitarias y las recomendaciones de las autoridades tras los datos publicados ayer por la Consejería de Salud y Familias en los que se refleja que en Ubrique se han registrado hasta el momento 48 casos de Covid – 19. También se ha referido al reparto de material escolar de cara al tercer trimestre en los centros escolares y al plan de desescalada del confinamiento de la Junta de Andalucía.

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha pedido a la Junta de Andalucía “lealtad institucional” con los ayuntamientos de la provincia a la hora de compartir información sensible de cara a la salud pública, como el número de contagios por COVID-19 en los diferentes municipios de la provincia. García ha querido ejercer de portavoz de estos ayuntamientos y hacer constar el malestar que le han trasladado diferentes alcaldes y alcaldesas que han conocido los datos de infectados en su municipio a través de los medios de comunicación, pese a haber demandado repetidamente al Gobierno andaluz poder contar con esta información de manera directa para obrar en consecuencia. Para Irene García este hecho es “una prueba más del abandono por parte de la Junta hacia los ayuntamientos, que vienen reclamando desde el inicio de la declaración de Estado de Alarma información clara y medios para hacer frente a esta pandemia”. Por ello la presidenta de la Diputación ha pedido a la Junta de Andalucía que “de ahora en adelante ofrezca la información sensible con la máxima celeridad y nivel de detalle a los consistorios y que establezca cauces de información fluida y directa con las administraciones locales.

La Diputación Provincial de Cádiz ha contratado una segunda campaña de desinfección para 40 localidades de la provincia de Cádiz, entre ellas Ubrique. Estas adjudicaciones dan continuidad a unos trabajos que se prestan desde el 27 de marzo por parte de empresas especializadas. El importe de las nuevas contrataciones, resueltas por procedimiento de emergencia, se cifra en 146.000 euros. La inversión completa, una vez sumada la cuantía de la primera etapa que ya finaliza, asciende a 303.500 euros. Los equipos de cada una de las empresas contratadas tienen la premisa de contactar con un representante municipal a su llegada a la localidad. En ese contacto se determinan los lugares donde se aplicará la fumigación. Se desinfectan las vías públicas con mayor tránsito de viandantes, mobiliario urbano, así zonas aledañas a servicios esenciales que registran mayor concurrencia pública (como centros de salud, farmacias o supermercados). También se cubren edificios públicos designados por cada ayuntamiento. El tratamiento se solventa con variadas técnicas, combinando fumigaciones pulverizadas o nebulizadas, e incluso generadores de ozono en estancias cerradas y con la adopción de las medidas de seguridad que sean necesarias. Las sustancias administradas son virucidas TP2 autorizados por el Ministerio de Sanidad, optándose principalmente por aquellas que aseguran altos periodos de permanencia con una capacidad desinfectante más duradera que el hipoclorito.

La empresa de suministro eléctrico EDistribución informa a sus clientes que para incrementar la calidad del servicio eléctrico va a realizar trabajos de mantenimiento y mejora de su red de distribución, por lo que el jueves 30 de abril se interrumpirá temporalmente el suministro de energía eléctrica en la zona de la avenida de Jesulín de Ubrique, avenida Sebastián Macías el Pato y la Curva de las Pitas de 7:30 a 9:30 de la mañana y de 14:15 a 18:45 de la tarde.